Paz y logro

Paz y logro


Ignacio Alonso
Coach certificado por ICF
ignacio@cambyo.es

Dos fuerzas en busca del bienestar emocional residen en nosotros. Una busca la pasión, la conquista, el logro, el crecimiento, la alegría, el cambio. La otra tiende a la paz, el reposo, la aceptación, la armonía, la ternura y la liviandad. En algunas personas tiene más fuerza la primera, en otras más la segunda, pero en todos nosotros están ambas.

Nos es complicado lograr y sostener en el tiempo el bienestar pleno porque éste reside en el equilibrio entre ambas fuerzas, un equilibrio complicado por tres razones:

  • Es muy frágil, pues como cualquier equilibrio, se sostiene en un punto muy concreto, y cualquier variación lo desestabiliza.
  • Es personal e intransferible, pues el equilibrio de otro no es el nuestro, nos puede servir de inspiración, pero difícilmente copiarlo nos va a valer plenamente. Es por ello por lo que te emplazo a que desconfíes de las recetas, los manuales y las listas de pasos infalibles. Tu viaje es tuyo y de nadie más.
  • Es muy variable en el tiempo, pues lo que nos sirvió en el pasado no necesariamente nos tiene que servir hoy. Nuestro equilibrio suele necesitar ser constantemente recalibrado y ajustado, pues nosotros y nuestras circunstancias no dejan de cambiar.

 

Por estos tres motivos, el camino hacia el bienestar emocional, en realidad, nunca termina.

En algunos momentos podemos despistarnos y tener la tentación de dejarnos llevar de forma absoluta por una de esas dos fuerzas, la que sintamos más natural en nosotros, y renunciar completamente a la otra. Pero esta decisión acarrea riesgos.

En un caso, si renunciamos a la conquista y el logro, podemos caer en la resignación, el vacío, la baja autoestima, la autocompasión o el aislamiento.

Por otra parte, si renunciamos a la paz y el reposo, podemos caer en la exigencia, la tensión, la hiperactividad y la ansiedad.

Poner conciencia sobre cuál es nuestro equilibrio y permitírnoslo, quizás en ello reside la sabiduría.