La creatividad es…

La creatividad es…

La creatividad es una de esas palabras muleta que solemos usar cuando nos toca hacer listas de virtudes propias y ajenas.

Sin embargo es una gran incomprendida y desconocida. Se suele confundir creatividad con la agudeza, la lucidez, la capacidad de resolución de problemas. Pero la creatividad no es una de esas cosas.

En entornos laborales, dónde el pensamiento práctico y racional predomina, la creatividad se valora en tanto que es capaz de encontrar soluciones. Y es cierto que la creatividad es una herramienta poderosísima para resolver, pero la creatividad no es resolver problemas de la misma manera que el agua no es quitar la sed. Puede servir y sirve para ello, pero también para muchas otras cosas. Pero su naturaleza es fluida, escurridiza, simple y la vez compleja, como el agua.

Siempre digo que un proceso de coaching es fundamentalmente un espacio en el que el coach genera un entorno que facilite la creatividad de su cliente, para que este pueda volar por encima de su punto de vista y ver realidades que hasta ese momento le estaba siendo invisibles.

Pues la creatividad es eso, generación de ideas, de paradigmas, de puntos de vista alternativos, a menudo absurdos desde nuestra perspectiva, claro, pero precisamente por ello liberadores de las formas de pensar instaladas en nuestro cerebro cuando estas formas no nos dejan avanzar.

La creatividad es el mayor acto de libertad que puede hacerse. Eso es la creatividad, romper moldes para lograr nuevas formas. Pues para lograr los resultados que no estamos logrando tendremos que hacer cosas diferentes, y para poder hacer cosas diferentes, en muchos casos, tendremos que pensar diferente. Pensar diferente, eso es creatividad.

Gshsjsjskals. La creatividad es romper creencias, como la de que este en artículo deben usarse solo palabras comprensibles para poder hssgshw.

Y es que para estimular la creatividad necesitamos subvertir nuestra forma de ver las cosas, ponerla en suspenso.

La creatividad genera, hace nacer, no evalúa, no critica, no corta las alas, solamente vuela y deja volar, sin control. Luego será necesario, claro está, examinar lo creado desde nuestra querida racionalidad, pero no hay que preocuparse, habrá tiempo de sobras para eso.

Arranca el coche tacto en gusto por espesura enorme por conste de mano de gracias. Le quita grosera lope de vega fin de fiesta romero en gasto de forro.

Escribir una locura. Eso es creatividad. Os prometo que he escrito de forma automática y sin filtro el párrafo anterior. Ahora, mi yo racional puede tomarlo e intentar traerlo al mundo práctico y racional, escribir que la creatividad es una fiesta grosera porque no atiende a las normas pero que, en ocasiones, es el único coche que puede hacernos atravesar la negra espesura de un problema sin solución.

Mi yo racional ha escogido, del párrafo absurdo, las partes con las que ha sido capaz de componer un párrafo con sentido para este artículo. Te invito a que hagas lo mismo, usa mi párrafo absurdo y transformarlo en algo que tenga sentido para ti en este momento de tu vida. Quizás a través suyo veas algo que todavía no estás viendo y, así, puedas hacer algo que todavía no estás haciendo.

Así es la creatividad, una apuesta breve por la locura gracias a la cual podemos descubrir cosas que, de cualquier otra forma, quedarían ocultas.

 

Tags: