Abandonemos el pánico, que es el miedo a máxima intensidad y nos paraliza, para hacer que ese miedo, en su intensidad justa, sea nuestro aliado....

A veces estamos más comprometidos con alimentar a nuestro ego que con cuidar nuestras relaciones de pareja (o de cualquier tipo)....