Activa el «modo equipo»

Activa el «modo equipo»

Facilitando procesos para grupos dentro de organizaciones suelo encontrarme con una gran contradicción. Aunque sus miembros siempre dicen que desean trabajar más en equipo, ser más equipo, unirse más como equipo, etc. en realidad su marco mental no les permite pensar en modo equipo.

Para explicar de forma clara qué es pensar en modo equipo permitidme proponeros un pequeño juego. Mirad la siguiente imagen:

1

¿Qué pensáis que ha cambiado entre la situación 1 y la situación 2?

Si la respuesta que dais es algo así como “el punto verde se ha movido” significa que estáis evaluando la situación en modo individual. ¿Cómo sería si la evaluáramos, en cambio, en modo equipo? Veríamos una cosa más parecida a esta:

2

Visto así, si vuestra respuesta sigue siendo “el punto verde se ha movido” significa que lleváis el modo individual de ver las cosas tan en las venas que quizás os cueste cambiarlo. Si vuestra respuesta en cambio es algo así como “el triángulo que se dibuja ha cambiado” … ¡Felicidades, sois capaces de ver en modo equipo!

Imaginad que el triángulo representa a un equipo directivo dentro de una organización que en la situación 1 tomó una decisión estratégica de gran importancia: iban a mantener, costara lo que costara, la forma de triángulo equilátero. Sin embargo, comprueban que, al pasar un tiempo, el equipo, en la situación 2, ha abandonado esa forma. Desde una perspectiva en modo individual la explicación está clara: el punto verde es el responsable, pues se ha movido. Desde una perspectiva en modo equipo la explicación está igualmente clara: todos los componentes del equipo son corresponsables del cambio.

¿Cómo puede ser esto? Sencillo. Desde una perspectiva de equipo, asumimos que la unidad indivisible a evaluar es el propio equipo en su conjunto. Dicho de otra forma, desde una perspectiva individual está claro cómo corregir la situación: que el punto verde vuelva su posición inicial (y punto).

3

Pero desde una perspectiva de equipo muchas otras estrategias son posibles. Por ejemplo, esta:

4

El punto amarillo y el rojo, comprometidos con mantener la forma de triángulo equilátero, y, ante la imposibilidad del punto verde de quedarse quieto, podrían hacerse cargo de la situación y moverse para lograr su objetivo. Otra opción sería que el punto verde se moviera un poco en un sentido, y el rojo y el amarillo otro poco en sentido contrario. Como veis, múltiples opciones.

Desde esta perspectiva, tanto si se recupera la forma equilátera como si no, tanto por acción como por omisión, la responsabilidad es siempre y de nadie más que del equipo en su conjunto.

Este es el modo equipo, el que asume la corresponsabilidad plena de sus miembros y evalúa al equipo como una unidad indivisible

Esta forma de verse a sí mismos suele costar al principio a los equipos. Sin embargo, es muy difícil que estos rindan al 100% de sus capacidades si no la practican.

Ver el mundo únicamente en modo individual, nos hace ciegos a una buena parte de la realidad, como si observáramos a una bandada de pájaros moviéndose y fuéramos incapaces de ver las armónicas formas que dibujan contra el fondo del cielo, como si en su lugar no viéramos más que pájaros sueltos volando individualmente. Si no podemos ver eso ¿cuánto estamos perdiéndonos?